Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros usuarios una experiencia cómoda y segura de navegación. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies - Más información - Aceptar.

Noticias

27/03/2015 El primer robot quirúrgico español, con 3D y 'tacto'

Broca' es resultado de la colaboración de la Universidad de Córdoba, el Imibic y el Reina Sofía, ofrece visión tridimensional y sensaciones hápticas.

Córdoba ha acogido la presentación del prototipo del primer robot quirúrgico español con visión 3D y sensaciones hápticas para cirugía laparoscópica llamado Broca (Brazo RObótico Córdoba Andalucía), desarrollado gracias al proyecto del mismo nombre de compra pública precomercial adjudicado a la Universidad de Córdoba y dirigido por el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica (Imibic), cuya financiación es de 3,2 millones de euros concedidos por el Ministerio Economía y Competitividad.

Profesionales sanitarios de seis especialidades quirúrgicas -General, Torácica, Cardiovascular, Ginecología, Pediátrica y Urología- del Hospital Reina Sofía, de Córdoba, han asesorado al equipo de ingenieros sobre el diseño del robot, sus principales necesidades y requerimientos.

"Consta de tres brazos robóticos que pueden trabajar tanto de forma coordinada como por separado", ha explicado a Diario Médico María José Requena, jefa de Urología del centro y coordinadora del proyecto.

Los brazos están soportados por una estructura metálica poco voluminosa, inalámbrica y fácil de mover. Cuentan con interfaces de usuario intuitivas, reduciendo así el tiempo de aprendizaje. Además, el sistema no requiere una calibración, lo que acorta el tiempo en el que el paciente está bajo anestesia.
El robot está dotado de un sistema que emula sensaciones táctiles en los mandos para ofrecer al cirujano información de interés y aumentar así su percepción sensorial al operar. "Estos mandos emulan la instrumentación de laparoscopia, lo que facilita su aprendizaje. Se trata de un modelo más ligero y abierto, que porta instrumental común", añade Requena.

Por otro lado, está la visión artificial que aporta el sistema: "El cirujano puede operar sentado frente a una pantalla con visión 3D empleando unas gafas y no dentro de una consola, por lo que puede controlar todo lo que acontece en quirófano", subraya la uróloga. Este sistema aumenta la confianza del cirujano, ya que la visión del campo quirúrgico es similar a la de la cirugía convencional. (Fuente: Diariomedico)
AERTIC
Ingenia Consultoría Tecnológica S.L.